17 nov. 2009

Pleno

Sí, me siento pleno. Porque empiezo a darle la vuelta a todo. Reforma integral. Y dejo de ver lo negro para ver lo blanco. Porque lo malo no es tan malo, y siempre puede ser peor. Porque en mi nueva vida he encontrado a esas nuevas personas que hacen que afronte cada nuevo día con ganas, con ilusión, con la certeza de que pueden hacer de él algo especial. Porque he entendido que el no ver a ciertas otras a diario se compensa con creces en los encuentros fortuitos. Porque empieza a gustarme esto de la vida, de sus pequeñas cosas, de las que te hacen sentir mejor. De esas que siempre están ahí para darle color al asunto. Detalles que alegran y que, en fin, son esencia. Minicápsulas de felicidad concentrada.

Necesitaba cambiar la banda sonora de mi vida. Y creo que lo he conseguido. Eso sí, intentaré que siempre sea de Yann Tiersen.

2 comentarios:

Paloma dijo...

Jajajaja....así que "Minicápsulas de felicidad concentrada" ehh¿?¿?
que cosas tienes...
Me alegro que lo de inspirar y expirar te este viniendo bien.
Y sé que tu mayor algría y ese paso del negro al blanco se debe a que:
1-Ya han puesto las luces de Navidad en el Corte Inglés. (Y a pesar de todo hoy al medio día...21º celsius!!!!...!!!)
2-En una semana tenemos anglo...(YUPIEEEEE) y me van a dar por todas partes...
En fin "culensen" xD...Me voy al sobre.

Marta González Coloma dijo...

Cambia, pero a mejor. Conoce, pero no olvides ;)