15 mar. 2009

Entre el jazmín y el cantar de los jilgueros, su resuello parecía un eco borroso.

No hay comentarios: