30 may. 2009

De seguros y trajes antiguos

GRACIA.–Oye, ¿quién es este señor?
LETICIA.–Un especialista en trajes antiguos.
GRACIA.–¿Y a qué se dedica?
LETICIA.–Nunca se lo he preguntado.
GRACIA.–¿Ha venido a deciros cómo teníais que poneros los trajes antiguos?
LETICIA.–Ha venido a ver si Pepe le coloca en su compañía de seguros.
GRACIA.–Entonces, ¿vive de los seguros?
LETICIA.–No. Vive de los trajes antiguos.
GRACIA.–Es que, al parecer, no sabe una palabra de trajes antiguos.
LETICIA.–Por eso querrá colocarse en la compañía de seguros.
GRACIA.–¿No sabiendo de seguros?
LETICIA.–No sabiendo de trajes antiguos.
GRACIA.–Pero vamos a ver... Para colocarse en una compañía de seguros, ¿importa algo que no sepa nada de trajes antiguos?
LETICIA.–No... Pero ¿quieres decirme qué obstáculo hay para que, no sabiendo de trajes antiguos, se coloque en una compañía de seguros?
GRACIA.–¡Caramba! ¡Pues el que no sabía nada de seguros!
LETICIA.–¡Pero mujer, tampoco sabe nada de trajes antiguos!

Enrique Jardiel Poncela, Un marido de ida y vuelta.

5 comentarios:

Marta González Coloma dijo...

Jajaja, genial, genial. ¿Por qué mi agenda no me permite estas cosas? :(

Vicky dijo...

Sin duda alguna, nunca haremos una obra con semejantes diálogos :)

Dani dijo...

Marta: No le eches la culpa a tu agenda, querer es poder (sí, soy cruel).

Vic: Porque no estuviste en Maribel... Pero te doy la razón, ésta se lleva la palma.

Belén PueblOO! dijo...

Io queria vr es gran obra.. dime que esto es un fragmento.!! jaja impresionante mata.. sigo metia hasta el fondo en u blog ..
un besoote enorm!

Bian dijo...

Jajaja! En serio, me gustó muchísmo la obra :)